lunes, 29 de agosto de 2011

Bread fruit (La fruta del pan)

Tajadas fritas
Se dice que el Árbol del Pan fue llevado desde el Asia a Jamaica por el capitán de un barco Inglés, hace varios siglos. Al menos en Camagüey, esta planta es conocida pero escasa, y es consumida generalmente por descendientes de jamaicanos, haitianos y algunos cubanos; en la zona más oriental del país es donde se puede encontrar con más facilidad. Este árbol suele crecer quince metros o más y se cosecha en mayo y junio.

Caribe, emigración y tradición culinaria


La frutas se recogen sazonas, se les quita la corteza y el centro, luego se hierven unos 30 minutos como cualquier otra vianda, se sirven, preferentemente, con un mojo de manteca de cerdo con ajo.

Cuando están un poco maduras, en lugar de hervirse se fríen en lascas más pequeñas. La fruta del pan hervida tiene un sabor que se encuentra entre el del ñame y el del boniato, mientras que cuando está frita, se aproxima más al sabor del plátano maduro.

Por otra parte, los haitianos, los emigrantes caribeños que en mayor cantidad vinieron a Cuba, hacen un plato llamado tomtom, que se prepara a partir del maceramiento de esta fruta hervida y de otras, como el boniato, ñame y plátano; el resultado se coloca en una fuente y se come con otro plato que se llama calalú, antiguamente se comía con las manos; se hacía una pelotica de tomtom con la punta de los dedos y se mojaba en el calalú, luego se llevaba a la boca y se saborea, y se traga ¡sin masticar! 

Masticar esta comida se considera una petulancia o tontería como “asar la manteca”, en fin, esto ofende seriamente a la gente de la casa, pues significa que no fue bien preparada.
Hoy este plato se come con cuchara, pero continúa la costumbre de no masticarlo.

El calalú, que es otro plato de amplio consumo en las islas del Caribe, se prepara a partir de la planta del mismo nombre, que es la que nosotros conocemos como verdolaga, una pequeña planta muy abundante en Cuba; se prepara una salsa de tomate con carne de pollo, tomates naturales, retoños de boniato, de yuca, se le añade quimbombó (Okra para los jamaicanos) y especias.  

M.Sc. Juan Carlos Mejías Ruiz


  





No hay comentarios:

Publicar un comentario