jueves, 30 de agosto de 2012

Obras trascendentales acometerán en la ciudad de Camagüey


La Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, para conmemorar estos cinco siglos -el 2 de febrero del 2014-, dará importantes  pasos en su desarrollo urbano y culminará proyectos que alguna vez parecieron irrealizables, dijo el Licenciado José Rodríguez Barrera, director del prestigioso organismo.
Para llegar a este punto, primero fue necesario crear una cultura por la ciudad como sello de identidad citadina y esa es una de las importantes tareas que marca el sello de la OHCC entre nosotros.

En la estrategia Camagüey 500, movimiento al que se vinculan organizaciones políticas y sociales de la ciudad, se encuentra la audaz rehabilitación por su alto valor estético, de la calle Ignacio Agramonte, desde la Plaza de la Soledad a la de Los Trabajadores, obras a iniciar en septiembre, donde se incluyen nuevas aceras y el soterrado de las redes eléctricas, telefónicas y de televisión por cable, las obras del Hotel Santamaría en la propia Plaza de La Soledad y la restauración del Teatro Avellaneda.

El complejo cinematográfico de la calle Ignacio Agramonte, con la abertura de una vía peatonal aledaña y la modernización y uso de los cines Casablanca y Encanto en el área, tendrá un notable impacto en la fisonomía de una ciudad, que desde el Medioevo ha sido capaz de imbricarse en el siglo XXI, con igual espíritu emprendedor con la que fue fundada.
También en la Plaza de Los Trabajadores comenzaron las reformas en el edificio de la antigua Benemérita Sociedad Popular de Santa Cecilia, llamada a convertirse, junto con todo el entorno, en nuestra versión del Palacio de Convenciones, con salones para conferencias, protocolo, cafeterías y otras dependencias de servicios y administración, así como la perspectiva del nuevo restaurante en el espacio que hoy ocupa el Banco de Crédito y Comercio.

En el programa se lanzan las tareas de la calle San Pablo, desde Martí a la Plaza de Maceo, acceso peatonal que ha de contar con parqueo y ventajosa área comercial para artesanos.
La Oficina del Historiador, en coordinación con otras empresas constructoras y organismos estatales labora además en tareas de recuperación de inmuebles y redes viales, reparaciones de edificios públicos y la instrumentación del ya necesario Reglamento de Control Urbano, código legal imprescindibles para las ciudades contemporáneas.

Marchamos pues hacia el encuentro de nuestro 500 aniversario de vida, y si eso no fuera poco, se inscribe en nuestro escudo de corona noble, castillos hospitalarios y leones fieros, el titulo de Patrimonio Cultural de la Humanidad y eso, por supuesto que lo celebramos con el orgullo de los puertoprincipeños y ayer y los camagüeyanos del hoy.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar